• Asociación Jacobea de Requena

Hitos jacobeos en el Camino de la Lana desde Valencia

Actualizado: jul 7

Repaso de los hospitales de peregrinos y otras evidencias de esta ruta de peregrinación a Compostela


Torres de Quart, Valencia

El Camino de Santiago desde Valencia es una histórica ruta de peregrinación que partía desde la capital del Turia, y que actualmente está reconocida como la variante del Camino de la Lana desde Valencia. A continuación, se incluye una relación de los antiguos hospitales de peregrinos que existían en el primer tramo de esta ruta, así como algunos hitos jacobeos situados a lo largo de la misma, que apoyan la tesis de su uso como principal vía de peregrinación histórica desde esta ciudad.


El inicio del Camino de la Lana desde Valencia se establece en la Puerta de los Apóstoles de la catedral, donde se puede contemplar una imagen de Santiago Peregrino. Al poco de iniciar el trayecto llegaremos a la plaza San Jaime, curioso nombre utilizado en el lugar donde se ubicó la primera muralla defensiva de la ciudad. La salida del casco antiguo se realiza por las torres de Quart, con sus magníficos portones de madera, y que son la principal puerta hacia Castilla del antiguo recinto amurallado de Valencia.


El primer hospital de peregrinos que encontramos es el llamado Hospital de En Conill o de Menaguerra, que se encontraba en las calles adyacentes al portal de Quart. En 1738, Pascual Esclapes describió la fundación del hospital y su uso como alojamiento para peregrinos:

“En el año del Señor 1393, un generoso valenciano llamado Francisco Conill, dispuso fundar un célebre Hospital para albergar, y hospedar a los pobres pasajeros Peregrinos, y habiendo suplicado a la Majestad del Rey Don Juan I de Aragón su Real aprobación, le fue concedida, y en virtud de ella en el dicho año empezó la dicha fundación, a la cual llama el vulgo el Hospital de Menaguerra.”


Entre las poblaciones de Valencia y Siete Aguas, los peregrinos hicieron uso de las numerosas ventas que se encontraban a lo largo del camino, para dar servicio al intenso tráfico comercial de la época. Algunos ejemplos son la Venta del Poyo, cerca de la actual Loriguilla, la venta de Miralcampo, en Chiva, las numerosas ventas de Buñol y la venta de la Mina (actual Venta Mina), antes de llegar a Siete Aguas.


En la localidad de Cheste, la fachada de la iglesia de San Lucas Evangelista, aunque se trata de un templo barroco del siglo XVIII, cuenta con una magnífica estatua de Santiago Matamoros.


Siete Aguas, antigua frontera del Reino de Valencia, dispuso de un hospital (‘spital’) que fue construido en el siglo XVI para “pobres enfermos, transeúntes y peregrinos”. Esta localidad soportó durante siglos el paso continuo de mercancías, viajeros y peregrinos, debido a su situación en una importantísima vía de comunicación, tanto para Castilla como para Valencia. El hospital dispuso de seis camas con su ajuar y un gran mesón, y sobrevivía de las limosnas que recibía de sus gentes. Desapareció en 1830, junto con las posadas y otros establecimientos, coincidiendo con el nuevo trazado más recto del Camino Real, que excluía a Siete Aguas.


En Requena, el antiguo hospital a finales del siglo XIII estaba anexo al antiguo convento del Carmen. En 1707 fue destruido en la guerra de Sucesión, y posteriormente se rehízo en la actual calle del Carmen, al pie del camino. Además de varias vieiras esculpidas en piedra en el histórico barrio de la Villa, hay una magnífica estatua de Santiago Peregrino en la fachada de la Iglesia de Santa María, declarada monumento nacional. Destaca una vieira tallada en el capitel de piedra de la cruz de término de Fuencaliente, en la salida de Requena en dirección a Cuenca.


Cruz del término de Fuencaliente, Requena

También Utiel dispuso del importante ‘Hospital de la Santísima Trinidad de peregrinos y transeúntes’, que ha sido descrito como una de las más antiguas instituciones sociales de la villa de aquella época. Actualmente, sólo queda como testimonio de su existencia el nombre de una calle en el nomenclátor callejero. En su época contaba con seis camas en dos salas separadas para hombres y mujeres, y tenía un cementerio anexo. Estaba también estaba junto al camino, ya que la actual calle Real era el paso obligado para atravesar Utiel.


Con respecto a Camporrobles, en el archivo municipal de Requena hay un documento datado entre los siglos XV y XVI, en el que esta localidad solicita la construcción de un hospital. Como esta población era muy pequeña en dicha época, se vieron en la obligación de construirlo a causa de la cantidad de peregrinos que circulaban por sus tierras. Este hospital se nombra en el Catastro del Marqués de la Ensenada. En Camporrobles también existió una ermita de Santiago, según se describe en las visitas del obispado de Cuenca, y actualmente hay una calle Santiago Apóstol, que enfila la salida del pueblo en dirección a Cuenca.


En Fuenterrobles, el patrón es Santiago Apóstol, y su iglesia parroquial, de estilo neoclásico, está dedicada a su advocación. En la localidad de Mira existe un curioso reloj de sol en la fachada de la iglesia con forma de vieira.

0 vistas

© 2020 El Camino de la Lana desde Valencia. Asociación Jacobea de Requena

www.caminolanavalencia.es

caminorequena@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now