• Asociación Jacobea de Requena

El Camino de la Lana y sus variantes

Actualizado: ago 1

Resumen de las diferentes rutas jacobeas que aportan peregrinos al Camino de la Lana desde el este peninsular


El Camino de la Lana es uno de los más antiguos itinerarios comerciales que cruza la península ibérica. Durante los siglos XVI y XVII se convirtió en una ruta de primer orden, principalmente debido al paso de ganado trashumante entre La Mancha y Burgos, que era el principal centro de comercio de lana en España, y de la que este camino hereda su nombre. De hecho, buena parte del recorrido del Camino de la Lana se realiza por vías pecuarias.


También está documentado su uso histórico para la peregrinación hacia Santiago de Compostela, teniendo como primera referencia la realizada en 1624 por Francisco Patiño, María Franchis y Sebastián de la Huerta, vecinos de la localidad conquense de Monteagudo de las Salinas. Por ese motivo, al recuperarse la ruta se eligió esta población como inicio del recorrido.


El Camino de la Lana actual como ruta de peregrinación jacobea se trazó inicialmente desde tierras conquenses, en un trazado prácticamente en línea recta hasta Burgos, siguiendo las antiguas rutas de trashumancia. Más adelante se recuperó el ramal procedente de Alicante, que entroncaba con el tramo anterior, prolongando considerablemente la distancia total de la ruta. Posteriormente se abrió otro ramal desde Valencia, que enlaza con los anteriores en Monteagudo de las Salinas. Pero hay otras rutas que afluyen al Camino de la Lana en diversos puntos de su trazado, y que merece la pena recordar.


El original Camino de la Lana, tal como se conoce actualmente, ya fue descrito en una guía editada en 1999. Consta de 14 etapas desde Monteagudo de las Salinas hasta la ciudad de Burgos, con una longitud de 362 Km, aunque hay una variante por Sigüenza que supone una etapa y 20 Km adicionales. Pasa por las provincias de Cuenca, Guadalajara, Soria y Burgos, donde se une al Camino Francés en dirección a Santiago de Compostela. Atraviesa paisajes naturales de gran belleza, como el Parque Natural del río Dulce o el cañón del río Caracena, y numerosas localidades con un impresionante patrimonio monumental, destacando el paso por la ciudad de Cuenca.


El tramo desde Alicante hasta Monteagudo de las Salinas se considera habitualmente la primera parte del Camino de la Lana y, en sus primeras etapas hasta Caudete, aprovecha el mismo trazado del Camino del Sureste. En total se han descrito 11 etapas, con una longitud de 281 Km, pasando por las provincias de Alicante, Albacete y Cuenca. Los mayores atractivos de este tramo son el recorrido por la ruta de los castillos del Vinalopó, y las localidades albaceteñas de Almansa y Alcalá del Júcar.


El tramo desde Valencia hasta Monteagudo de las Salinas es la segunda variante principal del Camino de la Lana. También se conoce como Camino de Requena, denominación tomada de una ruta histórica entre los antiguos Reinos de Valencia y Castilla. Se distribuye en 8 etapas, con una longitud total de 205 Km, atravesando las provincias de Valencia y Cuenca. Cabe destacar, entre otros, el recorrido por los parajes naturales del valle del Cabriel y la localidad de Requena.


El Camino del Alba es un itinerario jacobeo de reciente creación, que parte de la localidad de Jávea, en el extremo oriental de la costa alicantina, y que se une al Camino de la Lana en Almansa. Pasa por las provincias de Alicante, Valencia y Albacete, siendo la longitud de 157 Km distribuidos en 6 etapas. Destacan sus paisajes naturales de transición entre la costa y el interior, atravesando parajes montañosos singulares como el recorrido por la garganta del río Serpis.


El Camino de Benidorm/La Vila sigue un antiguo trazado que se utilizaba para trasladar mercancías, principalmente pescado y telas, entre la costa y el interior de esta zona. Desde Benidorm hasta Villena se trata de un recorrido de 90 Km por la provincia de Alicante, dividido en 4 etapas, atravesando zonas montañosas de gran belleza natural, y también existe una variante con inicio en Villajoyosa. Desde Villena se puede seguir por el Camino de la Lana o por el del Sureste.


El Camino Castellano Aragonés es una ruta que parte de la localidad zaragozana de Gallur y finaliza en Santo Domingo de Silos. Utilizada históricamente como vía de peregrinación, enlaza las rutas jacobeas del Ebro y de la Lana. La longitud es de 237 Km, distribuidos en 9 etapas a través de las provincias de Zaragoza, Soria y Burgos. Atraviesa algunos parajes naturales impresionantes al pie de las sierras del Moncayo, Cebollera, Urbión y La Demanda. También destaca el paso por las ciudades de Tarazona y Soria.


Existe una guía interactiva realizada por la Asociación Jacobea de Requena donde se pueden consultar las descripciones de las etapas y los tracks, descargables para móviles y tabletas a través de códigos QR, y que es accesible en el siguiente enlace: www.caminolanavalencia.es/descargas


200 vistas

© 2020 El Camino de la Lana desde Valencia. Asociación Jacobea de Requena

www.caminolanavalencia.es

caminorequena@gmail.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now